Salir de tus Limitaciones, Pesaj


25 Mar
25Mar

Es tiempo de salir, de romper con nuestras limitaciones. Es tiempo de soltar, soltar todo aquello que no es propio. Es tiempo de volver, de volver a encontrarnos con quienes esencialmente somos. Es tiempo de restaurar, restaurar el orden espiritual en uno mismo, sacando poco a poco las cáscaras que fuimos poniendo arriba y dentro nuestro, imposibilitándonos conectarnos con la luz que brilla en nuestro interior. Es tiempo de trabajar, trabajar en uno, conscientemente para lograrlo. Es tiempo de disfrutar, disfrutar el hecho de que tengo el tiempo.


Nos acercamos a las Pascuas Judías, Pesaj, donde se conmemora la salida del pueblo judío de la esclavitud en Egipto, palabra que tiene un significado muy particular en hebreo, “estrechez”.


Todos los días de nuestras vidas leemos seir recuerdos dentro de las plegarias, dentro de ellos está el de Recordar la salida de Egipto…, y a que viene esto?


Tanto en estas fechas, aprovechando la energía que vibra no solo a nuestro alrededor sino dentro nuestro, así como cada día de nuestras vidas, trabajamos para salir de nuestra propia estrechez, de nuestras propias limitaciones, donde la gran mayoría son interiores, y repercuten en nuestro exterior, en nuestra vida diaria, los vínculos, nuestros objetivo, etc…


Salir de nuestras limitaciones, es un trabajo diario, un trabajo al que elijo asistir porque a través de él me conecto con la esencia de mi ser, con el propósito de mi alma, con el vivir en bienestar y desde el amor. Y requiere tiempo, tiempo de escucharme, saber que quiero!!!, y que no!, que me digo y qué tanto de lo que me digo es realmente mío y no adoptado a través de los años, los “achaques de la vida”, las frustraciones, desamores, etc.


Salir de mis limitaciones es decidir que se queda y que se va, qué vínculos suman y cuáles no, que trabajo me aporta y cual padezco, que conecta conmigo y de alguna forma vibra en mi, y que no, que tanto de mis contestaciones, de mi mirada de la vida, de la forma en la que amo y me amo es mía de verdad y que no y puede dejar ir porque no aporta con la persona que realmente estoy siendo aun sin darme cuenta.


E ir por eso, y soltar poco a poco lo que no es mío y embarcarme en el desierto paso a paso para mantener esas decisiones que por ahí no fueron fáciles de tomar pero aquí estoy abriéndome el camino, dejando atrás lo que me limita.


Y acordate que esto es una elección de todos los días, así llegás a la LIBERACIÓN.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.